La rosa de Ruibal

La rosa de Ruibal

Categoría: Andalucía

Ayer por la tarde, mi mujer y yo estuvimos en este extraño concierto en una tarde extraña. Son días oscuros y este regalo en Instagram del genial Javier Ruibal es luz, luz de Cádiz.

Me siento orgulloso de que el mismo sol de esa bendita tierra nos bendijera. Y que nuestras madres se pusieran de acuerdo y eligieran el mismo nombre navarro para nuestras cabezas mojadas.

No sé cómo va a acabar esto, si vamos a enfermar (las probabilidades son altas, como todo el mundo) y si saldríamos adelante. Lo que tengo claro es que si esto es el Titanic y llega el fin del mundo, al menos para nosotros, sé qué músico tiene que formar parte de la orquesta.

‘Rosa de Alejandria’, el himno del Cádiz CF, la del sur, la de la mulata y, sobre todo la de la playa (a cuyo mar más pronto o más tarde iré) me deben acompañar si ese es mi camino.

Ya el camino de la playa nos citó con él, con la ciudad más antigua de Europa de testigo, en la arena fría de dos noches de agosto, una de ellas de apellido 15, caprichosa, dulce y de corazón débil. Una noche que te recuerda que eres insignificante, minúsculo, frágil.

Miro a ese hombre bueno, ese artistazo, y pienso en aquellos a los que robé a golpe de descarga. A él no, desde luego, pero a muchos otros sí. Todos ellos, principalmente de hace casi 40 años, los 80 y 90, me acompañaron y acompañan en muchos momentos de mi vida: cuando estaba y estoy triste, cuando estaba y estoy contento, de adolescente rebelde y de cuarentón asentado, en mi primer amor y en el último, en días anodinos y en días importantes, en todos.

Y recuerdo su día de gloria en los Goya, cuando le dieron el ‘cabezón’ por ‘Intemperie’, con una humildad libertaria a prueba de bombas y concertinas, de las que habló en nuestro primer concierto.

Maestro, de poeta a poeta, gracias.

Maestro, de exiliado a exiliado, gracias.

https://www.rtve.es/m/alacarta/videos/premios-goya/goya2020_8_mejor_cancion_original_250120/5492732/


Deja un comentario