Oramas: gracias y adiós

Oramas: gracias y adiós

Etiquetas:

Categoría: Política

De esta investidura tengo muy claro que la ganadora moral ha sido Ana Oramas. Inés Arrimadas también ha hecho un gran papel. Su talento, descaro y pasión siguen creciendo, ha contado con el mejor jurista del Parlamento (Edmundo Bal) y ha sido favorecida por los turnos de intervención (alguna ventaja tiene ser de los últimos en salir por la escasa representación).

Mediáticamente, ha arrasado la canaria. Nunca un post mío en Linkdln ha recibido tantas visualizaciones (casi 65.000) y recomendaciones (450) en cuatro días y sigue subiendo. Estoy alucinando. Casi todo eran aplausos para ella. También críticas duras y alguna con fundamento.

Googleo y veo de todo. Hay luces y sombras, como tod@s, pero lo que ha hecho en estos días la todavía diputada de Coalición Canaria justifica toda su carrera. Demostró que el interés general está por encima de todo, de ella, de su partido… No hubo muchos valientes cerca que se rebelaran contra su propia formación. Curiosamente, Pedro Sánchez cubrió de oro a los rebeldes de 2016.

Hacen falta heroínas, aunque también es cierto que debería renunciar a su escaño. Confío en que siga en política.

Chapó por Miguel Ángel Revilla y su PRC. Ha demostrado que el interés general vale más que un AVE, unas reformas en el hospital, un Ejecutivo autonómico (indecente la amenaza de Sánchez), una región… ¡Me voy a comer unas anchoas a su salud!

Esto es la política con mayúsculas, con estadistas, no oportunistas ni estómagos agradecidos ni gente que, con ‘CV modelo Lastra’, no tienen dónde caerse muerta si dejan la res publica.

Le deseo sinceramente lo mejor a este Gobierno. Será buena señal. Y que como dijo Pablo Casado, Sánchez sea capaz de engañar a los independentistas y proetarras como ha hecho con sus votantes y el PSOE.

Son muchas las líneas rojas que ha cruzado el madrileño, pero que no nos engañen él e Iglesias: no hay dos Españas. Hay una en la que su presidente del Gobierno pacta con españoles (mal que les pese) que quieren destruirla.


Deja un comentario