Rivera: desquicia a Sánchez si quieres ganar

Rivera: desquicia a Sánchez si quieres ganar

Etiquetas:

Categoría: Política

Hoy salió publicado el ZIS de TeZanos y parece que el PSOE aplasta al PP y solo podría gobernar con Unidas Podemos… o Ciudadanos. La semana pasada, Rivera prometió en Onda Cero que, aunque los números diera… se iría a la oposición. Más claro imposible. Seguro que a su posible votante de centro centro derecha le habrá hecho feliz (el de derecha y derecha centro está perdido), pero, ¿y al de centro centro izquierda, el que estuvo con los socialistas y migró a CS o podría pensárselo por primera vez?

Honestamente, y apelando a mi experiencia como responsable de Política nacional desde hace más de una década donde trabajo, pienso que esta estrategia es manifiestamente mejorable.

Muchos, sencillamente, no creen al barcelonés (maldita hemeroteca, con ilustres ‘never is never’ a lo Florentino Pérez, con Rajoy, Sánchez, etc).

Debería recurrir Rivera a Mas, que, ante notario, prometió en la campaña regional de 2006 no pactar con el PP. Y el presidente por accidente en Andalucía, Juanma Moreno, hizo lo mismo sobre Susana el año pasado.

Haciendo un Iván Redondo (toda mi admiración para este genial valido), podría pasarle Albert Rivera un documento a Pedro Sánchez, haciéndolo público a los cuatro vientos como hacía Pablo Iglesias, en el que le imponga condiciones imposibles de cumplir, leoninas, comenzando por las medidas estrella de su programa electoral, el compromiso de no conceder indultos a los golpistas (Sánchez dejó la puerta abierta en su entrevista con Piqueras del 3 de abril y no salió destacado en los medios), a no negociar con los secesionistas, no dar a la Generalitat privilegios (money) en detrimento de otras regiones y o subir impuestos, cerrar las embajadas, luchar contra la manipulación en medios públicos y el adoctrinamiento en los colegios, no aceptar relatores, no temblarle la mano con el 155, incluso aplicarlo en ámbitos muy muy concretos (lo de los lazos fue un choteo), etc.

Y hay más, porque no solo de Cataluña vive el español medio (creo que ahí yerran PP y CS, no hay monotema) en estas elecciones. Ya queda muy lejos la guerra de las plantas de Navidad, el bochorno de Pedralbes…

De hecho, los decibelios de la tensión han bajado con una tregua encubierta entre Moncloa y Govern, algo que no pasó durante los comicios andaluces, allá por el 2 de diciembre.

Foto: La Moncloa

Sobre el papel se obligaría también a Sánchez a comprometerse a que los viernes sociales no implicaran subir impuestos a clases medias (esta es la única manera de combatir los decretazos)…

Obviamente, dirá que no hay problema, pero se abriría el debate, se mentaría a la bicha (Zapatero, al que no se citará en campaña para suerte del presidente)… Sembraría dudas, se le sacaría de la comodidad, de esa imagen de hombre dialogante que huye de las estridencias de los de ‘la foto de Colón’, que no quiere nada con los secesionistas ni con Podemos, que busca una oportunidad para gobernar de verdad y no con el ejército de Pancho Villa (85).

Sinceramente, Redondo, con sus relatos, podría triunfar en Hollywood como guionista.

Termino. Con ese documento…

  1. Haces un guiño al elector de centro izquierda para que vea que no te vas a ir sí o sí con PP y Vox.
    Y es que la batalla mediática, a día de hoy, está perdida y el mensaje de un Gobierno a la andaluza ha calado muy hondo. De hecho, la etiqueta del ‘trifachito’ no se la quita. Y mucho tenemos que ver los medios con las encuestas y sus conclusiones, así como las hipótesis.
  2. Dejas señalado a Sánchez porque se negará a firmar y así trasladas el mensaje a los españoles que indultará a los golpistas, se sentará ante Torra y ahora sí se plegará, regará de millones a Cataluña en detrimento de otras regiones (a las que pones en pie de guerra, independientemente de su credo), subirá los impuestos con sus decretos sociales.
  3. Encabronas a Torra, Puigdemont y cía, lo que se traduce en votos entre el electorado más españolista.
  4. Tranquilizas al posible votante de centro derecha cuando vea que sacas de sus casillas al ‘hombre tranquilo’ Sánchez (es su estrategia) y haces ver que la alianza es imposible.
  5. Publicitas tu programa de la mejor manera posible. Y gratis!!!

¿Postureo? No, es política, estúpid@. Es conocer a tu audiencia, jugar con el adversario, marearlo, sacarle de su área de confort, lanzarse a por el centro!!!!


Deja un comentario