José Manuel Villegas: “Es posible que la valentía y la libertad de Rivera moleste a los nostálgicos del bipartidismo”

José Manuel Villegas: “Es posible que la valentía y la libertad de Rivera moleste a los nostálgicos del bipartidismo”

Categoría: Política

Ha sido desde siempre (concepto muy relativo en un partido tan joven) José Manuel Villegas jefe de campaña de Ciudadanos, con un balance más que positivo, siempre en continuo crecimiento, salvo el pequeño frenazo de 2016. Siete meses después del rotundo éxito en las generales de abril, las tornas han cambiado y las perspectivas para los naranjas son negras, negrísimas, con unas encuestas que un día sí y otro también pronostican una debacle. Como un clavo ardiendo se agarra el secretario general a una realidad: el partido mejora en campaña y las encuestas siempre pronostican un menor resultado del que realmente sale. Esta noche llega el decisivo debate a cinco entre los líderes políticos.

¿Le preocupan los juegos de cámara en los debates de TVE o de la Academia? Que saquen imágenes a la vez de los representantes de Vox, CS y PP…
De Sánchez, Rosa María Mateo y el director de informativos de TVE ya no nos sorprende nada. Pero como Albert Rivera siempre dice, a la política hay que venir llorado de casa. Estamos peleando por liderar un Gobierno que, por primera vez en décadas, no sea de PP o PSOE. Estamos peleando contra el bipartidismo, que está acostumbrado a utilizar las instituciones de todos en su beneficio propio, y estamos peleando con sentido común y moderación contra los populistas y los extremistas, que gritan mucho. Son rivales duros y que se resisten a perder sus privilegios, pero Cs es un partido que ha nacido y crecido contra la adversidad hasta ser la alternativa a los extremistas y a la corrupción del bipartidismo. Lo importante en los debates es lo que diga cada candidato, y ahí Albert Rivera es el mejor, como vimos en los debates de abril, en los que vapuleó a Pedro Sánchez. Por eso TVE ha ofrecido en nombre de Sánchez un cara a cara del presidente con el resto de candidatos, menos con Albert Rivera. Porque ese cara a cara con Rivera, a Sánchez le quita el sueño.

¿Cree que se está haciendo desde hace muchos meses (antes de las elecciones andaluzas de diciembre) una campaña feroz por parte de muchos medios contra su formación (El no a Sánchez, España Suma, la debacle y la sucesión…)?
Es posible que la valentía y la libertad de Albert Rivera moleste a los nostálgicos del bipartidismo.

Como le decía anteriormente, a la política hay que venir llorado de casa.
Ciudadanos siempre está disponible para todos los medios de comunicación. Pese a lo que nos han acostumbrado PP y PSOE, los medios deberían ser libres. Nos indigna más ver cómo la televisión pública, que es de todos y debiera ser objetiva, se ha convertido en TeleSánchez. Estamos peleando por liderar un Ejecutivo que, por primera vez en décadas, no sea de PP o PSOE. Por eso le digo que no nos sorprende en absoluto que PP y PSOE coincidan en atacar a Cs: somos los únicos que defendemos poner fin a la impunidad para los corruptos, que el bipartidismo deje de repartirse a los jueces o que haya transparencia en las universidades para acabar con casos de falsos másters y de plagios. Y somos los únicos que defendemos, por ejemplo, el fin del injusto cuponazo del nacionalismo vasco: no solo de boquilla, es que nos quedamos solos con millones de españoles detrás votando en contra de ese cálculo injusto y opaco.

¿Considera que en siete semanas cambiar el relato para explicar el viraje de Rivera respecto a Sánchez (el 16 de septiembre le tendió la mano y levantó su ‘cordón sanitario’, un término que no gusta en Alcalá 253)?
Ciudadanos está donde siempre: en el liberalismo, en el reformismo, en la estabilidad y la moderación. En el centro. Basta con mirar nuestro programa y las reformas prioritarias que defendemos, que son las que defendimos el 28-A y las que están en nuestro ADN reformista. Sánchez ha sacado al PSOE del constitucionalismo con sus pactos con los separatistas y los populistas, y por eso estamos pidiéndole que rompa con esos aliados y vuelva al consenso con Ciudadanos y el PP. Los españoles no querían repetir elecciones y tenemos la obligación de ofrecer una solución: Rivera se compromete a desbloquear el Gobierno tanto si gana como desde la oposición. Eso es lo difícil. Desde 2015, Ciudadanos es el único partido grande que ha votado a un candidato que no era el suyo y unos presupuestos que no eran los suyos. Siempre hemos estado en la responsabilidad y en la estabilidad. El voto a Ciudadanos tiene un valor doble: vamos a intentar construir un gobierno alternativo a Sánchez con el PP en menos de un mes, pero, si no lo conseguimos, desbloquearemos el Gobierno desde la oposición a cambio de que España no dependa de populistas y nacionalistas. El voto a Cs es el único que garantiza desbloqueo, oposición a Sánchez y que España no dependa de populistas y separatistas.

Parece que Cataluña es el monotema.
El desafío de los nacionalistas a la igualdad de todos los españoles es uno de los grandes retos de nuestro país desde hace décadas. PP y PSOE han sido incapaces de pararles los pies a los nacionalistas, porque se han aliado con ellos siempre que han podido. Para Ciudadanos, la defensa de la igualdad y la libertad de los españoles en Cataluña y en cualquier rincón de España es un tema central, porque nacimos para defender a los constitucionalistas catalanes del acoso de los separatistas y para garantizar la libertad e igualdad entre todos los españoles. Advertimos de que esto iba a pasar. El acoso totalitario de los separatistas no se acabará cuando las barricadas dejen de arder en Barcelona: Torra sigue adelante con su plan totalitario, ha advertido que volverá a dar un golpe y sigue aprobando en el Parlament resoluciones ilegales que vulneran los derechos de más de la mitad de los catalanes. Por no hablar de la violencia de baja intensidad que los catalanes constitucionalistas sufren a diario: el miedo que tienen a ser señalados por sus ideas, de abrir su negocio cuando el separatismo convoca un paro ideológico, etc. El proyecto nacionalista lleva años gestándose en Cataluña y es una cuestión nacional, por eso en Cs decimos claramente que España no puede volver a estar en manos de los nacionalistas.

Decían que esta campaña, por aquello del hastío de la gente tras el bloqueo, iba a ser de perfil bajo.
Somos el partido que más está trabajando por la unidad de España. No ahora, sino desde siempre: solo hace falta ver quién ha sido el único líder nacional que ha estado esta difícil semana en Barcelona, defendiendo a millones de españoles y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Nosotros siempre estaremos cuando haya que defender la igualdad, en Cataluña o donde haga falta.
Pero es que además en Ciudadanos creemos que en esta campaña los protagonistas tienen que ser los españoles y sus problemas, no los partidos. Por eso hemos propuesto 10 reformas urgentes e imprescindibles. Queremos ayudar a las familias, subir las pensiones, luchar contra la despoblación y la precariedad, mejorar la Sanidad y la Educación, defender la unión, libertad e igualdad de todos los españoles… Cuanto más protagonismo tengan nuestras propuestas, menos se oirá a los populistas y a los extremistas y el ‘y tú más’ del viejo bipartidismo.

¿En qué consiste el trabajo de un jefe de campaña?
El Comité Ejecutivo nombró el pasado 30 de septiembre al Comité Electoral Nacional para dirigir la campaña. Como director de campaña defino los objetivos de la campaña y dirijo al equipo político del Comité Electoral, que es el encargado de planificar y organizar la agenda del partido en este período, coordinar a los distintos candidatos y campañas y las distintas áreas de trabajo, entre ellas la de programas, que se ocupa del programa electoral.