Tenemos que hacer algo al respecto

Tenemos que hacer algo al respecto

Categoría: La vida

Me pasó una cosa curiosa el otro día tras conquistarme, una vez más, un discurso de Mujica. Sí, populista, pero ese hombre llega al corazón porque sus palabras salen de las mismísimas entrañas del alma.

Vi a un anciano pero, sobre todo, a un espíritu joven (el otro día dijo eso de mí una chavalita y me cagué en…). Y es que el idealismo rejuvenece porque para sus ojos y su mirada no pasa el tiempo.

Y me preguntaba, sobre todo dada la situación que padecemos, qué hago con lo que me queda de vida. ¿Me llena mi trabajo? No. ¿Qué me dice el corazón, que es el que me gobierna? ¿Que tengo que hacer algo al respecto? Que, aunque no lo crea, aunque sea una mota de polvo, puedo mejorar las cosas.

Decía JFK, “No preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”. Yo me atrevería a sustituir país por gente.

De niño, en clase de inglés, me preguntaba mi profesor nativo:
– ¿Qué quieres ser de mayor?
-Politician.
Alucinaba. Yo explicaba que a través de esa profesión (me agobiaba no saber dónde se estudiaba), podías ayudar a muchas personas. Es duro ver a una compi en clase con los bracitos en los huesos o saber que el hermano de un amigo está en la cárcel o con el mono, o el padre de una en el paro… O el padre de un conocido, policía, había sido asesinado por un familiar de varios amigos.

Todo esto te marca y ves la vida de otra manera, sobre todo cuando luego vas a colegios y universidades de niños ricos (sin serlo).

Por eso, al oír las palabras del expresidente uruguayo noto una sacudida y recupero a ese crío idealista que se hacía preguntas impropias de su edad, que hablaba con Dios con cierta frecuencia y que ensayaba discursos frente al espejo del cuarto de baño. Y sigo haciéndolo.

Ahora veo a un hombre de mediana edad, gordo, medio calvo, con arrugas, pero con los mismos ojos y la misma mirada. Y hasta el mismo propósito: Tengo que hacer algo al respecto.
Colgué mi reflexión y confesé mi amor por la política y la respuesta de un amigo de Linkdln me sobrecogió como si fuera el mismísimo Mujica. “Hazlo y a lo mejor nos arrastras a unos cuantos”. Tenemos que hacer algo al respecto.


1 comentario

Víctor García Bueno

16 enero, 2020 en 11:40 pm

Javier, veo que sigues adelante.
Bueno, pues ya somos dos intentando remover conciencias y quién sabe si seguimos sumando, y si esta legislatura dura hasta el final, a lo mejor tenemos 4 años para armar un proyecto ilusionante.

Deja un comentario