Sigue adelante y mira hacia lo alto

Sigue adelante y mira hacia lo alto

Categoría: La vida

Ultreia et suseia. Sigue adelante y mira hacia lo alto.
Esta frase me la regaló, a propósito de un medio poema que escribí sobre gaviotas roteñas, un amigo cura, Rafael. Gallego como su Apóstol y su Camino.
Le hablaba de mis proyectos y de lo duro que es pelear cada día, perder, chocarte, levantarte, seguir con ojos dormidos… Ando en varias aventuras, aunque hay una que me enamora. Y en ella poco tiene que ver el dinero y la fama aunque parezca lo contrario.

Ultreia et suseia.
Miro hacia adelante
Pero también hacia arriba. Siempre habrá una gaviota más rápida, más lista… Pero no como yo.
Y miro más hacia arriba. A un Dios al que siempre rezo y al que sirvo. No debo ser un modélico hijo por pensamiento, actitud y mil cosas más. Pero que me perdone!
Creo en un mundo mestizo y de colores, en el que no importe tu raza, tu orientación sexual, tu ideología, tu religión si es que la tienes… En mis dos bodas hubo numerarios del Opus y una antigua prostituta, gays, héteros, cocineros, gente sin estudios, ateos, anticlericales, gente con doctorados, altos directivos, seguratas, camareros, empresarios de éxito, parados, dependienta de una pastelería con cuatro idiomas (mi mujer, una overqualified a la que admiro y quiero profundamente)… ese es mi mundo. Por el que lucho y rezo. Ultreia et suseia.

P.D.

No sé lo que haré el resto de mi vida, pero sí sé lo que seré en la próxima.


Deja un comentario