Archivo por meses: junio 2020

Sigue adelante y mira hacia lo alto

Categoría: La vida

Ultreia et suseia. Sigue adelante y mira hacia lo alto.
Esta frase me la regaló, a propósito de un medio poema que escribí sobre gaviotas roteñas, un amigo cura, Rafael. Gallego como su Apóstol y su Camino.
Le hablaba de mis proyectos y de lo duro que es pelear cada día, perder, chocarte, levantarte, seguir con ojos dormidos… Ando en varias aventuras, aunque hay una que me enamora. Y en ella poco tiene que ver el dinero y la fama aunque parezca lo contrario.

Ultreia et suseia.
Miro hacia adelante
Pero también hacia arriba. Siempre habrá una gaviota más rápida, más lista… Pero no como yo.
Y miro más hacia arriba. A un Dios al que siempre rezo y al que sirvo. No debo ser un modélico hijo por pensamiento, actitud y mil cosas más. Pero que me perdone!
Creo en un mundo mestizo y de colores, en el que no importe tu raza, tu orientación sexual, tu ideología, tu religión si es que la tienes… En mis dos bodas hubo numerarios del Opus y una antigua prostituta, gays, héteros, cocineros, gente sin estudios, ateos, anticlericales, gente con doctorados, altos directivos, seguratas, camareros, empresarios de éxito, parados, dependienta de una pastelería con cuatro idiomas (mi mujer, una overqualified a la que admiro y quiero profundamente)… ese es mi mundo. Por el que lucho y rezo. Ultreia et suseia.

P.D.

No sé lo que haré el resto de mi vida, pero sí sé lo que seré en la próxima.


Ultreia et Suseia

Categoría: La vida

Ultreia et Suseia. Mira hacia adelante y hacia arriba, peregrino, peregrina. No lo olvides nunca.

Si me lees es que sobreviviste a una plaga que no creo que sea bíblica, aunque lo parezca.

Una plaga que se ensañó con los más débiles, con los más viejos.

Una plaga que nos quitó a los abuelos.

Una plaga que no se ha ido y que amenaza con volver con más fuerza.

Sé fuerte. Tan fuerte como ella. Piensa que no estás solo, que no estás sola, que Dios está ahí, en la línea de meta, y que María te señala el camino y hasta te susurra al oído cuando te paras y piensas en abandonar.

No tengas miedo. Ya lo decía San Juan Pablo. No hay nada que temer. Esto no es el final.


Lo nuestro

Categoría: La vida

Ahora más que nunca tenemos que apoyar lo nuestro. De Andalucía, la Comunidad de Madrid, Cataluña, Cantabria, Asturias, Canarias, las dos Castillas, Galicia, Comunidad Valenciana, Extremadura, Navarra, Euskadi, La Rioja, Ceuta, Melilla, Aragón, Murcia, Baleares… De donde sea. Somos un país cojonudo! Aunque muchos no lo crean e incluso no lo quieran.

Si no hay aranceles a productos extranjeros como hace el listo de Trump, al menos pongamos los del corazón. Con una banderita bastaría. ¡Tenemos que volcarnos con nuestra gente!

Esa bandera es la bandera no es nacionalista en el sentido de excluyente, es la bandera de la hermandad. Queramos o no estamos bajo la misma bandera, en el mismo barco.

El otro día abrieron aquí en Burgos un bar en el que solíamos comprar comida para llevar. Empezaban con miedo los dos camareros (“No sé si mañana vendré”, me comentaba uno) mientras tres compañeras están muertas de preocupación en sus casas, con escasa variedad, con pocas mesas, sin tartas de zanahorias… Dos menús. 22 euros. ¿Despegamos?

PD
Recuerdo que de niño había dos tipos de bollycao… ‘Producto andaluz’ y ‘Producto español’ con sus banderitas.


“¿Pero qué creen que es el Oscar?”

Categoría: La vida

¿Qué es la ambición? ¿Un puestazo? ¿Un premio? ¿Pasta? ¿Cochazo? ¿Una mujer joven y despampanante detrás? Casoplón? Lección de vida del actor Ricardo Darín en esta entrevista.

No entiendo de eso. Y no porque nunca vaya a tener todo lo que cito (la mujer joven y despampanante ya la tengo), que no está nada mal.

Mi mayor ambición es cambiar el mundo, mejorarlo, hacer de esta una vida mejor para la gente… Y como NUNCA me van a dar la oportunidad de intentarlo (no te puedes hacer una idea del camino que he recorrido y sigo recorriendo), trataré de relajarme, respirar hondo, disfrutar de las pequeñas y grandes cosas que tengo y dar gracias a la vida y a Dios.


El abuelo del Mundial

Categoría: Periodismo

En Deportes, en Política, en la vida… poesía.

Reinventarse o morir.

Y lo más gracioso es que no tengo ni puñetera idea de Deportes. Soy incapaz de ver un partido completo.

Esto me pasó hace años con el cine. Estaba totalmente pez. No podía ni puedo hacer una crítica. Pero gracias a mi red de contactos y a mi imaginación, ilusión y curiosidad llevo coordinando desde hace 13 años una sección semanal (ocho de Cine en casa) en todos los periódicos del Grupo Promecal, y presenté y dirigí durante años un programa en televisión para nuestras cadenas en las dos Castillas y Navarra (llegó a estar en prime time) y otro de radio en Onda Cero Burgos, que tuvo una muy buena audiencia. Ah, y sin haber estudiado Comunicación Audiovisual. Ahí tuve suerte con los técnicos. ¡¡¡GRACIAS por hacerme soñar, chicos!!!!!

Moraleja: la ilusión, la imaginación y las RRPP lo pueden todo.

Ya me pasó algo parecido hace mucho, en el verano del 97 en Bilbao, en El Mundo, cuando me mandó entrevistar melchor miralles al líder de HB en ese momento, Jon Idigoras, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco. La gente en la redacción se reía de mí. Y yo de ellos.

Como digo en mi artículo, en el deporte (y en la vida), no siempre dos y dos son cuatro.

Me pregunto por qué no he vuelto a tener oportunidades así.

Roger Milla, el abuelo del Mundial